sábado, agosto 11, 2007

La acera de los bobos.


Siempre he oído hablar a los cubanos que ya sobrepasan las siete décadas de edad sobre lo desarrollado que era nuestro país antes de la Destimbalación. Los modelos de los carros se “corrían” al mismo tiempo que en la Yuma. La televisión primero en nuestra “tacita de oro” y por ahí no quiero cansarlos ni deprimirlos. Pero hay una cosa en particular que me ha tenido bastante intrigado durante los últimos… (si son un montón de años, mejor ni digo el numero) y es que Cuba fue el único país del mundo que contó con una planificación urbana donde los arquitectos diseñaron una acera para el tránsito de las personas con retardo mental. Y uno tenia que tener mucho cuidado por donde caminaba porque podía sufrir las burlas del vecindario por caminar por el lado equivocado de la calle. Esta situación ha cambiado completamente después de la de la “Gran Salación”. Hoy día en Cuba se ha eliminado el concepto de acera dedicada a los Gilbertos. De hecho podemos decir, sin temor a pecar de exagerados que se han eliminado las aceras por completo y cualquier peatón que tozudamente se empeñe en seguir caminado por una acera en la Habana, o para expresarlo de la forma correcta, por esa parte de la calle llena de huecos, basura y trastos, estaría corriendo el riesgo de sufrir un esguince permanente en uno de sus tobillos. Y no estoy hablando de los peligros de caminar por la colonial Habana Vieja! Eso de “andar la Habana Vieja” en sus estrechas y maltrechas calles es casi un suicidio. Si, porque si te lanzas a caminar por la “acera”, y aquí no importa si es la de los bobos o la de los vivos, puedes terminar aplastado por un balcón, de esos que más que desafiar a la gravedad, la contradicen. Y si haciéndote el listo te vas por el medio de la calle te puede pasar lo que le paso a Perico que le aterrizaron un cartucho con detritus humanos en la calva en pleno día! Y es que en la Habana no es precisamente el sol el que raja las piedras y a este paso no va quedar títere con cabeza ni lugar donde poner la tarima!

2 comentarios:

Patricia Herbello dijo...

Tragico pero expresado brillante comicidad.

NG la Banda dijo...

Patricia, muchas gracias por tu comentario. Así es la historia de Cuba, como estas frases y refranes: tragicómica!

Mi película inolvidable!

Mi película inolvidable!

Quien es?