jueves, abril 03, 2008

Blanco por fuera, amarillo por dentro?






Nada? “Se las puse en China” y “se quedaron en China”…Aquí va…Un chino encuero envuelto en una sabana! Y que hacia el chino envuelto en la sabana y mucho mas encuero? Honestamente no lo se, solo recuerdo haberle oído ese chiste a los mas viejos. Y por que me acordé? Bueno, es que con todo el revolú que se ha armado con las nuevas “medidas” y con la cantaleta del modelo chino, pues una asociación de ideas trajo a la otra y casi pude ver a mi querida abuelita haciéndome la adivinanza.


Volvieron del pasado, de un solo golpe, otras frases, dichos y lugares relacionados con el aporte de los pintorescos y laboriosos descendientes de Confusio a la cubania. La rimita infantil “un chino cayó en un pozo…las tripas se hicieron agua”, el terminante y negativo “naranja de la china”, el leguleyo “papelito- jabla –lengua”, el prodigioso “medico chino” haciendo milagros muchísimo antes de que Cara de Coco nos declarara potencia medica, el sutil “tirar una chinita” con su relación directa a “las chinas pelonas”, el cruel “te engañaron como un chino”, la rítmica corneta china de la conga santiaguera, los culinarios frijolitos chinos y el chop suey, las bolitas de cristal de las damas chinas, perdidas en las batallas de “quimbe y cuarta” con los fiñes del barrio, los trenes de lavado y los helados que hacían los chinos que por desgracia nunca en mi vida probé, el barrio chino con su animada calle Zanja y el cine Aguila de Oro; en fin a cada paso y en cada frase los narras* han formado y siempre formaran parte importante de nuestra isla maravillosa.


Personalmente tuve dos amigos chinos en mi infancia, Julio y Gloria, a los cuales recuerdo con gran cariño. La ironía en la vida de muchos de esos chinos, es que ellos una vez escaparon de su país huyéndole a la “plaga”…solo para caer directamente en las redes de una plaga quizás mucho peor…Podría ser esta triste realidad la que derivó la famosa frase de la mala suerte (¿?).

Espero que esta divagación les haya traído buenos recuerdos y los haya hecho sonreír un poco. Y de paso que de una vez y por todas nos quitemos “al chino que tenemos detrás”!.. Ahí nos vemos.



*Gentilicio del argot cubano para denominar a los descendientes o nativos de China.

11 comentarios:

Jinetero… ¿y qué? dijo...

El huevo ¿no?

NG la Banda dijo...

Frio mi socio...:-))) Si tienes accesso a un cubano de mas de 70 años preguntale...

y con alias. dijo...

ng la banda:

blanco por fuera y amarillo por dentro es el huevo como dice el jinetero y qué?.

a eso otro que tu te refieres es los verocos en cubano,pero que acá en España le dicen: güebos.

mis saludos.

NG la Banda dijo...

Estimado "y con alias": El huevo es la version infantil de la adivinanza...arriba esta la respuesta "R". Un saludo cordial

lola dijo...

Hola, por casa había una bodeguita de chinos, El Asia y un tren de lavado. El dueño de la lavandería terminó marchándose a U.S.A. antes su familia había huído de la china comunista. Mi padre conocía a otro chino que tenía otro restaurant, creo que se llamaba La nueva Asia, donde íbamos casi todos los domingos a comer, la verdad que comida como las de ahí, no las he comido en ningún otro restaurant chino, es que ni siquiera el arroz frito sabe igual.

Yo soy Medea dijo...

Te falto esa de "buscate un chino que te ponga un cuarto"", que siempre me dio gracia pues tenian fama de tacannos...

NG la Banda dijo...

Medeita! Pues si me falto ese, pero el origen es un poco diferente. Los chinos eran (son?) unas personas muy serias a la hora de contraer matrimonio, por lo tanto esperaban a tener una buena posicion economica para proponer las nupcias. Esa expresion la usaban los cubanos precisamente para romper una relacion amorosa. Un saludo NG.

Kijar dijo...

See Please Here

Anónimo dijo...

Que pena, nunca probastes los helados chinos, eran deliciosos, sobre todo el de coco y piña, debes ser muy joven, yo que soy una sesentona, los comi mucho en mi niñez y todavia me acuerdo y los barquillos, hum...

NG la Banda dijo...

Estimada anonima; Aunque ya no soy un niño, nunca tuve la oportunidad de probar uno de esos helados tan famosos...quizas algun dia regresen los helados de los chinos. Un saludo NG.

Anónimo dijo...

Tengo 61 anos y vivia en la Vibora, en la cuadra de mi casa habia una lavanderia china que tenia musica china todo el dia y en la esquina habia un puesto de viandas y frutas chino (el chino vivia en el mismo establecimiento en la parte de atras y vivia con una mulata que lo ayudaba en el negocio) ahi vendian las frituras de malanga, maiz y carita mas ricas y tambien hacian dulces de boniatillo y calabacitas china. Pude probar durante mi ninez los helados chinos y en verdad eran deliciosos con sus combinaciones de frutas como el de naranja/pina que era mi favorito, tambien la variedad de jugos de frutas con trozos de fruta dentro, ademas de los deliciosos durofrios de melon o los granizados de naranja y fresa. Inolvidables!

Mi película inolvidable!

Mi película inolvidable!

Quien es?