miércoles, septiembre 17, 2008

De cuando la mona no quiere cargar al monito


La expresión “La cosa se esta poniendo de cuando la mona no quiere cargar el monito” define una situación sumamente difícil como por ejemplo la que atraviesa la economía estadounidense por estos días.


En mis años infantiles la frase me parecía un poco contraproducente pues en las visitas que hice al zoológico de 26 en el Vedado, los monos me parecieron bastante felices y disfrutando de una dieta balanceada, contrario a los “primates” de afuera de la jaula que por esos aciagos tiempos de fines de la década de los sesentas del siglo pasado estábamos enfrentados a una situación extrema producto de la famosa zafra de los diez millones y los resultados de la no menos famosa “ofensiva revolucionaria” que había barrido con lo poco de comestible que quedaba y no había dejado “títere con cabeza”, privándome de uno de mis últimos placeres culinarios: Un sándwich de minuta de pescado frita y un coctel de ostiones con limón en alguno de los carritos que todavía existían en la Habana antes de que empezaran a desaparecer por obra y gracia del Mago en jefe…y por cierto que este tristemente célebre mago ha basado su carrera de ilusionista solo en “desapariciones”...ni un conejito pa' estofado o aunque sea una palomita pa' sopa han aparecido jamás de su inmunda gorra, llegando al colmo, que en su ultimo acto, no teniendo ya nada mas que desaparecer, se desapareció a el mismo!


En fin, que siendo cubano, he nacido con el karma de las crisis que han formado parte integral de mi vida casi desde el mismo día que nací…incluyendo hasta la más amplia y terrible que aún dura hasta nuestros días con el rimbombante nombre de Periodo Especial y que acaba de agravarse considerablemente con el paso del terrible duo de Gustav & Ike, que según tengo entendido ni monos ha dejado en el zoológico…digo si es que todavía quedaba alguno que no hubiera terminado hecho croqueta.


Solo deseo de todo corazón que las cosas mejoren en EU y en Cuba lo más pronto posible por el bien de toda la “fauna” pues de seguir la situación “cuesta abajo en la rodada” creo que solo me va a quedar, como al chino del cuento, llamar a “a Maria mi mujer, pa’ que vea tlemenda destimbalazon de tlenes!”… y ahí nos vemos en la próxima caricatura.

3 comentarios:

Cristina dijo...

Me encanta ese cuento
"no Maria no sabe que hacer, pero hace anos que esta loca por ver dos trenes descojonarse de frente"

Esto se esta poniendo color de hormiga como dicen los dominicanos, a la frase le falta un poco de encanto popular pero describe lo que se avecina.

lola dijo...

Por aquí dicen algo así como que cuando Estados Unidos estornuda, el resto del mundo se constipa (en el sentido que le damos nosotros) así que espero que pronto se mejoren, porque la cosa en España no está muy boyante tampoco.
Eso de comerse los monos ¿será broma, no?

NG la Banda dijo...

Lola: A principios de la década de los 90tas producto de la terrible situación que se vivía se escuchaban muchas historias…lo que en otros países se conocen como “leyendas urbanas”, que en el caso cubano estaban todas relacionadas con extrañas recetas y mejunjes…de ahí provienen el “bistec de frazada de piso”, “el picadillo de cascara de plátano”, etc, etc. Una de ellas (por cierto la fuente que me la contó trabajaba como cuidador en el zoológico) decía que los animales del zoológico habanero comenzaron a desaparecerse por las noches…quien sabe! Quizás algún lector pueda aportar mas al caso…

Mi película inolvidable!

Mi película inolvidable!

Quien es?