domingo, abril 19, 2009

Ladrón que roba a ladrón…tiene cien años de perdón?


Voy a comenzar mi disquisición del día de hoy analizando el tema del número cien y su extraña relación con el poder político. Al parecer esa cantidad ha tenido un magnetismo especial a través de la historia de la humanidad. Así tenemos la famosa Guerra de los Cien Años, la que según dicen los historiadores se debió a problemas sucesorios en el poder entre familias influyentes de Inglaterra y Francia.

Cuenta la historia que los Valois, que según ellos “valían más” y los Plantagenet, que como su nombre lo indica “eran muy bien plantados” se dieron hasta con el cubo de la basura por casi cien años para dirimir quien iba a controlar “el mazo”, cuando el último Capeto “colgó los tenis”. Y hasta a Juanita de Arco metieron en el potaje, la cual terminó hecha un ídem, por involucrarse en la bronca de otros.

Otro ejemplo de la relevancia histórica de la centena lo constituye la guerra o período de los cien días relacionado con el último intento de Napoleón por perpetuarse en el poder pero, que tan mal le salió, cuando lo sonaron como dicen en el parque Trillo, hasta por donde no toca el cepillo, en la famosísima batalla de Waterloo, lo que ocasionó que terminara con sus huesos en la isla de Santa Helena...que por cierto de santa no tenia nada… y es que a la islas aunque se les bautice con nombres de santas como Helena o Juana* al final terminan siendo muy temperamentales y ardorosas como para dedicarse a la castidad.

Y así de guerras y conflictos europeos por el poder podemos pasar a temas más criollos y caribeños. Y el primero que me viene a la mente esta relacionado con un lemita puesto de moda, a finales de la década de los años sesenta del siglo pasado, en esa neo “Ínsula Barataria” que es la isla Cuba, gobernada no por un émulo de Sancho Panza como en la obra magistral de Cervantes, y si por un fiel seguidor de Jasón el de Viernes trece…otro numerito con un pedigrí magnético.

La consigna en cuestión si la memoria no me falla era algo así como “Cien años de lucha…” y era parte de una campañita de marketing organizada por Quien-tu-sabes para adherir su imagen a la de los gloriosos mambises que habían dado el grito de independencia en al año 1868. Por cierto que como nota al margen debo hacer honor a la capacidad de choteo de los cubanos que reformularon la frase a: “Cien años de lucha… y diez de palucha”, en evidente referencia a los diez años (Como pasa el tiempo!) que llevaba el régimen en el poder en aquel entonces.

Y ya pasando al tema de los refranes, que en definitiva es la razón de ser y bloguear en este sitio, el que nos ocupa en el día de hoy además de la consabida referencia “al centenar de abriles” nos plantea una moraleja bastante equívoca... por decir lo menos.

Aplicando el refranejo a lo que sucedió en Cuba hace aproximadamente cincuenta años podríamos llegar a la conclusión de que los cubanos estamos bien, pero que bien jodidos.

Si los bandidos que el primero de Enero de 1959 le “facharon” la libertad de Cuba a los otros ladrones que ya se la habían birlado el 10 de Marzo de 1952, van a tener “cien años de perdón”, entonces mis estimados amiguitos como decía Chencha la Gamba, aprieten el culo y denle a los pedales, pues estamos apenas en la justa mitad del calvario.

Quizás, como dice ese otro refrán, la esperanza es lo último que se pierde…así que esperemos esperanzados (que no es lo mismo que enlazados con Esperanza!) a que este refrán no se cumpla y que los bandoleros que nos asaltaron terminen por enfrentar la justicia mas pronto que tarde…y ahí los dejo hasta la próxima caricatura!

* Cualquier relación con otra isla que recibió el nombre de Juana originalmente, no es pura coincidencia.

6 comentarios:

El Loco dijo...

Coño este artículo tuyo no lo había leído, excelente como lo demás de tu blog.

Si no hubieras tenido esa ocurrencia de los refranes ya se me hubiera olvidado la mitad, por el clima claro está.

Estamos amaneciendo (todavía!) por debajo de cero, todo está amarillo y creo que a finales de Mayo es que mejorará un poco el clima.

Mil gracias

Juanca

Anónimo dijo...

Saludos NG. de su amigo El Latigo que mucho le aprecia y admira su trabajo y sobre todo el humor conque lo hace, pero no se me desanime, que ahi voy yo tambien. Debemos ser Optimistas: LO MALO DEL COMUNISMO SON LOS PRIMEROS 100 ANOS!!!!!!!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
100 % Gusano dijo...

NG, asere, ¡No llames desgracia!

Napo dijo...

jajaja...muy bueno. Nunca había venido...Ng, ahora me viene a la mente otro refrán, que también hace referencia a la centena mágica, pero que no nos augura mucha fortuna tampoco:
"No hay mal que dure cien años...ni cuerpo que lo resista" jejeje

Saludos

Anónimo dijo...

Yo no soy Comunista y no apruevo lo que nuestros hermanos Cubanos estan pasando. De algo si estoy seguro. Todo el mundo tiene lo que se merece! Si tanto aman a su patria, y odian tanto al tirano, Liberen a su isla, dejen de hablar pendejadas. Hagan lo que otros pueblos han hecho. Rafael Leonidas Trujillo, tirano Dominicano por 30 anos, fue quitado por los Dominicanos. Todo esto me indica que al parecer en Cuba se les han caido las bolas. Actuen, o es que la vida en Yuma le gusta mas. Digo yo, porque si manejo un Mercedez, tengo una mansion en los Estados Unidos me voy pa Cuba, lo mejor fue lo que hizo el sistema. DEJEN DE HABLAR tanata $#$@A y armencen de cojones.

Mi película inolvidable!

Mi película inolvidable!

Quien es?